“Maqom” se creaba en la Edad Media y realmente es la cima de la música oriental profesional de tradiciones orales. Y Sus impresiones serán completas durante el viaje a Uzbekistán, cuando conozcan a la gente uzbeka y escuchen ese género de música de los cantantes maestros uzbekos. “Maqom” ayuda entender el “corazón” del pueblo uzbeko, es que esa música expresa la paleta rica del sonido y la filosofía de todos los pueblos del Oriente.

No cada persona puede cantar el “maqom”, porque para cantarlo necesitan los conocimientos buenos de vocal y trabajar mucho. Por eso desde los tiempos muy antiguos las canciones de “maqom”, las que tienen un contenido especial, se conservan bien y pasan de las generaciones a las generaciones – de los maestros talentosos a sus estudiantes. Y por eso en Uzbekistán prestan mucha atención a ese género de canciones. Los “maqom” acompañan a la gente uzbeka en todas sus ceremonias festivas: en las fiestas, bodas y otras festividades.

“Maqom” presenta un ciclo de composiciones de vocal e instrumentos en todas sus variedades. “Maqom” es de la lengua árabe y significa la palabra “situación”. Según la versión de algunos investigadores esa música se creaba de las tradiciones antiguas de cantar las canciones canonizadas. Durante el horario exacto del día intervenían a la música especial ritual arriba de las puertas de las ciudades. Y esas músicas se nombraban “maqom”. Cada “maqom” presenta el suite especial de las 20-45 partes instrumentales y vocales, las que tienen no solamente la particularidad de modo, sino de intonación, ritmo y emoción. Se puede escuchar extremadamente a “maqom”, porque cada tono de esa música es único y tranquiliza al espíritu.

La base poética de “maqom” es de la poesía antigua y obras líricas de los clásicos de la literatura oriental, como de Hofiz, Bedil, Navoí, Dzhamí y otros poetas.

Según sus particularidades estilísticas los “maqom” se dividen condicionalmente de los ciclos de Bujará y Jorezm. El ciclo de Bujará “Shashmaqom” tiene seis “maqom”  – Buzruk, Rost, Navo, Dugoh, Segoh e Irok. Y cada parte instrumental incluye más unas composiciones acabadas – Tasnif, Tardzí, Gardun, Muhammas y Sakil, las que se distinguen de sus modos melódicos y rítmicos. Las partes vocales de los “maqom” de Bujará también tienen unas composiciones – “shuba”, las que cantan en estricta sucesión

Los instrumentos generales de música para interpretar el “maqom” son tanbur y doira (los instrumentos tradicionales uzbekos). Y para tener la integridad y dinámica del ciclo del “maqom” interpretan a “usul” – intercalación rítmica, la que se da con la ayuda de doira o nogora.

Makom de Jorezm como de Bujará tiene seis partes, las que contienen unas melodías originales. A pesar de lo que los “maqom” son canonizados exactamente, los cantantes pueden cambiar el ritmo cuando los cantan e interpretan sus “usul” e intonaciones melódicas.

En el año 2003 Shashmakom fue reconocido como uno de las obras maestras de la herencia mundial y entró en la lista de UNESCO como el objetivo de la cultura espiritual.

Start typing and press Enter to search