Technical work is underway on the web portal!

Sitorai Mohi Khosa - la residencia de campo del último emir de Bujara


A cuatro kilómetros al norte de Bujara hay un palacio. Un palacio de increíble belleza. A primera vista, no se sabe si se trata de un emir oriental o de un príncipe occidental. La razón es que un príncipe progresista de Bujara de la dinastía Mangit, el emir Said Alim-khan (1911-1920), solía vivir en el palacio.

El emir tuvo un triste destino. Cuando las fuerzas rusas avanzaron sobre Bujara, el emir se vio obligado a huir de la ciudad al Reino de Afganistán, dejando atrás su lujoso palacio. Allí, cegado, murió. El emir lo tenía todo: oro, que ha desaparecido misteriosamente, una vida real, numerosos premios, esposas y decenas de concubinas y, por supuesto, increíbles mansiones.

La residencia Sitorai Mohi Khosa está dividida en dos partes: la antigua (estilo oriental) y la nueva (estilo europeo). El antiguo palacio data del siglo XVIII. El nuevo complejo fue completado por el emir Said Alim-khan a principios del siglo XX.

Para la construcción del palacio no sólo participaron los mejores arquitectos de Bujara, sino también arquitectos rusos. Por eso el aspecto del palacio y su interior recuerdan tanto a las residencias campestres rusas y europeas. El palacio está dividido en una sección masculina y otra femenina.

Lo primero que encontrará en su camino hacia el palacio del Emir es la puerta ornamentada. Le sorprenderá la decoración rojo-borgoña del portal, que no es típica de la arquitectura centroasiática.

El nombre del palacio se traduce como "Estrella como la Luna", de ahí la forma lunar del edificio. En el centro del palacio hay un patio con una fuente. El microclima del patio es inusual: en comparación con la calurosa Bujara, el aire aquí es como si fuera transparente. La fachada del palacio está decorada con un relieve; en el borde del tejado hay una balaustrada con jarrones decorativos. Uno de los lados del edificio es la terraza (iwan) con salientes arqueados. La terraza está decorada con columnas y acabada en suaves tonos turquesa. Una de las entradas principales del palacio está custodiada por dos leones.

Una vez dentro, el vestíbulo interior sorprende por su lujo, belleza y decoración. Los cuadros, la combinación de colores y la decoración interior captan la atención y es imposible apartar los ojos de esta decoración.

Entre las estancias internas del palacio destacan el salón de verano con ventanas de colores, el comedor con paredes correderas, la sala de recepción de ministros y el gran salón blanco con paredes de espejo. Las paredes del vestíbulo están revestidas con estuco artístico sobre ganchillo, que tiene un aspecto muy noble. Las habitaciones fueron creadas por los artesanos y decoradores de Bujara Usto Shirin Muradov y Hassan Jana. Cada patrón representa una maestría exclusiva del artista.

Los detalles decorativos del palacio responden a los estilos europeo y oriental de la época. En las habitaciones se pueden ver espejos de indescriptible belleza, decorados en estilo veneciano y japonés; vidrieras y mosaicos de colores, numerosos objetos de arte, jarrones y esculturas, alfombras de Bujara, majestuosas lámparas de araña y muebles de época. Los numerosos y lujosos muebles se exponen ahora en museos y la residencia campestre del Emir se ha convertido en un Museo de Artes Aplicadas.

Mapa



Tour en línea

 

Un comentario

0

Deja un comentario

Para poder dejar un comentario, debes iniciar sesión a través de las redes sociales:


Al iniciar sesión, acepta el procesamiento Datos personales

Ver también